El Islam

Historia Cabo de Gata. El Islam

Desde el año 711 y hasta 1492, Andalucía, será una sociedad árabe, con fases de dominio militar y cultural alternativos muy diferenciados.

Del 711 al 755 se vivió en la región un período de inestabilidad que acabó con la llegada del emir Abd- Al -Rahman I ” el Emigrado”(756-788). Este ordena construir una torre vigía en la Chanca, sobre el actual puerto de Almería, y capta el apoyo de los Banú Hasán, tribu de yemeníes: la antigua Urci visigótica se convierte ahora en Urs-al Yaman, “Urci de los yemeníes”, con capital en Pechina, al norte de Almería.

Abderramán II (822-852) amplió el puerto con la construcción de una arsenal, y en la llamada “guerra de la Hoja de la Parra”, conflicto nacido en Lorca entre árabes del Norte y Tribus Yemeníes, desterro a estos últimos que se instalaron con sus hermanos de Pechina.

Entre los años 840 y 861, los constantes ataques normandos animan al emir Omeya a construir fortalezas defenvas en la costa. La primera y más famosa se tuó en Qabit Bani Aswad (Cabo de Gata), probablemente en la Fabriquilla (850). Este ribat (fortaleza de vida mística y guerrera), hoy desaparecido, será la primera construcción comunal islámica de importancia en la comarca de Níjar. Junto al ribat de la Chanca, revivió para afianzar el florecimiento de la provincia. Su defensa se confió a la familia de los Banú rach (“los hijos del llero”, conocidos posteriormente como los Abencerrajes, quienes compartían con judíos, muladíes (conversos al Islam) y mozárabes el control del valle de Pechina.

Al final del gobierno de Muhamhad (852-886), se produce la llegada (884) de “los Marinos” (bahriyyum), mozárabes y muladíes españoles que habían huido de Cartagena, en la Cora de Tudmir (Murcia). Pasados los conflictos iniciales de convivencia, ambos grupos pactaron el nacimiento de la República marítima y comercial de Pechina (891), independiente de la Cora de Elvira (Granada) y hermanada con Túnez y El Magreb para el control del Mar de Alborán. Se centralizó la actividad en el fondeadero de la Chanca, comerciándose con esclavos, artesanía, productos agrícolas y tejidos; en la floreciente época de la Seda. Los árabes de Elvira atacaron Pechina en represalia, solicitando protección a Córdoba a cambio de vasallaje.

El emir Abd-Alláh (888-912) accede a incorporar a Pechina al gobierno central Omeya, creando la Cora (distrito administrativo) de Bayyana. Se fortificó Marchena y la Chanca en torno a Al-Mariyat (traducido por unos como “torre vigía) y por otros como “La del mar de espejo” y toda la zona desde Alhama hasta Níjar por la costa y al Norte hasta Purchena, creando un total de veinte plazas fortificadas, dándose aquí y ahora la orden de fundación de Níjar sobre las ruinas de un remoto pasado.

13 de junio de 2017
degata